Viernes 11 de Enero de 2013
Edición 1114 - Año XXII
 

La situación de los perros en el Centro de Zoonosis
Injusto
Desde la Asociación ‘Ayuda Animal Luján’ se señalan varias irregularidades en la atención a los perros que se encuentran en Zoonosis, retirados de la vía pública por parte del Municipio o abandonados allí por los ciudadanos irresponsables. El voluntariado hace su inmenso trabajo, sin embargo, encuentra trabas por parte de funcionarios y empleados del lugar.

Injusto que estén ahí…los perros. Antes, abandonados en la calle y acusados de estar en la calle. Llevados a Zoonosis y casi como olvidados. Injusto ese olvido, esa desidia. Ese hacer algo apenas y mínimo por ellos. No escuchar sus gemidos, sus ladridos. No importar si hay o no comida. Y agua… Injusto el espacio que por tantos años ocuparon muchos de los que de allí no salieron, sufriendo el deterioro día a día, por hambre, por dolores, por sed, por enfermedades, por apretuja - miento en jaulas con temperaturas infernales en verano y congelantes en invierno. Todo, injusto. Ellos, estuvieron en la calle y si molestaron, mordieron o fueron agentes transmisores de enfermedades para las personas, fue por culpa de las personas, precisamente.

Y es MAS INJUSTO aún, que VOLUNTARIOS que dedican gran parte de su tiempo en hacer que los animales allí acumulados sufran menos, sean cuestionados, no tengan el apoyo que debieran tener de parte del lugar donde ofrecen su tarea y en muchos casos, realizan las tareas que a otros les pagan por realizarlas.

Por qué agredirlos? Por qué no otorgarles los mecanismos, las herramientas y el apoyo necesario para que sigan con su voluntad y amor, haciendo ese trabajo que sienten? Qué necedad existe en los políticos en esta temática de los perros, que ninguno –ni en éste ni en gobiernos anteriores - tuvo la suficiente inteligencia de ‘usarlos', sí, al menos ‘usarlos' para que realicen la tarea que es paga en otros que no la hacen y dejarlos que contribuyan no sólo al bienestar animal (ya para mí y para muchos, de suma importancia), sino que contribuyan a la salud pública. Por qué? nunca el Municipio escuchó a la mucha gente que pide por el buen trato a los animales? No somos tan pocos, eh. Felizmente bastaría sólo con otorgarles a las diferentes asociaciones protectoras que hay en nuestra ciudad, la libertad de realizar la necesaria tarea. Y en este caso, dejar trabajar tranquilos a quienes diariamente, DIARIAMENTE, se acercan a Zoonosis a alimentar a los perros allí encerrados y culpables…de haber sido abandonados…

No entiendo. Yo quisiera que el Intendente me explicara –y no lo digo en tono de reproche e ironía - sino que me explicara con términos y razones que pudiera entender, por qué los perros encerrados en Zoonosis no pueden ser bien atendidos. Yo he ido, los he visto. Desde otras épocas y otros gobiernos también. Triste. Injusto.

VOLUNTAD… EN MUCHOS, FALTA

Y no precisamente en quienes se dedican a ser parte de las Protectoras. Ellos, sí la tienen. Quién puede juzgar su tarea? Quién puede pensar que quieren sacar rédito económico o político defendiendo a los animales?...acaso una persona que se embarra con la demostración de alegría de las patas, con la desesperación del hambre, o que se lastiman arreglando caniles y alambrados, o que a cualquier hora levantan animales heridos, los cargan, los hacen tratar –desde su bolsillo - , se encargan de su recuperación o acompañan su agonía…puede usar esto como pantalla para, qué sé yo, un cargo importante?... No!!! nada de esto otorga réditos. Sólo el corazón es el que llora y se alegra con este hacer.

Y en este hacer, entonces, está la gente de ‘Ayuda Animal Luján', quienes tienen como prioridad la ayuda de los animales enfermos o accidentados en la vía pública y la atención de los que están en el área de Zoonosis municipal.

Con Paola Delconte acompañada por María Cristina García Iñigo charlamos acerca de la situación actual de los animales y la problemática de su tarea: “El Intendente siempre nos aseguró la permanencia en el lugar. Cuando asumió, en la misma Plaza Belgrano, nos aseguró eso, nos pasó su teléfono y el de Silvina Giordano que es la directora de Medio Ambiente”, señalaban primeramente ante los rumores de un intento de desalojo del lugar. Cabe mencionar que desde esta entidad, han liberado de las jaulas a un grupo de perros –los más afectados por el encierro - que mantienen en un sector del mismo predio, los que son tratados y puestos en adopción.

“En todo momento se dijo, se avisó, se informó que nos estaban robando cadenas, collares, el alimento de los perros. La otra vez nos llamaron que había sido mordido un empleado que salió en moto desde el predio y pensábamos que no podía ser si ese perro estaba atado con un buen collar –que había pagado yo de $220 - , bueno, se lo habían robado, gente de ahí, porque el que no conoce no se anima a entrar. Hasta una luz en el Taller 1 pusimos, un reflector que apunta donde estamos nosotras, y nos roban hasta un tarro de plástico de agua”, decía Paola agregando: “Nosotros decimos que no se limpian las jaulas, que los perros comen y viven sobre su propio excremento, que no se compra comida como se tiene que comprar. Que se cobra para hacer castraciones, entonces, ya que cobran, por lo menos que destinen esa plata para la atención de los animales y en realidad, por Ley Nacional, Tratado Internacional y por Ordenanza Municipal, las castraciones tienen que ser gratuitas. Cuando operan usan una misma mariposa –que se usa para la canalización - para 30 perros, o sea, medidas de higiene, cero. Hay 4 veterinarios, de los cuales uno opera, el otro asiste y los otros dos están ahí, yo nunca los vi trabajar. Entonces uno piensa: yo que trabajo, no cobro, pongo plata, estoy endeudada con la veterinaria, y que me hagan esto, que nos quieran sacar del área!. Yo me preguntaba el otro día: un puesto político vale más que una vida, vale más que una ley? No importa la vida de qué ser, pero un puesto político vale más?. No se hacen las cosas como debieran; el otro día se hicieron castraciones en el barrio El Ceibo, fueron el veterinario, una persona más y yo, pero nadie había hecho campaña de difusión, tuve que salir a buscar casa por casa, a los perros. También pasa que cuando hay una perra en celo en la vía pública, si no la levanta una protectora, la lleva a un lugar apartado hasta que se le pase el celo, estaríamos con 20 cachorros más por año y desde el Municipio qué hacen?, plan de sanidad y control no hay. Otra cosa: el Plan de Vacunación, dos administrativos son los que están haciendo este Plan, a ellos les da lo mismo vacunar un perro adulto, un cachorro, es más, si llevo un conejo seguro lo vacunan, si hay 4 veterinarios porqué no lo realizan ellos, son 4 veterinarios que pagamos los ciudadanos… hay muchas irregularidades y nos atacan a nosotros. A mí, hay personas que me han amenazado, me han amedrentado por controlarles el horario de trabajo”.

Sumando más experiencia, Paola manifestaba: “El 24 de diciembre, cuatro de la tarde, 50° de temperatura, nos fuimos con otra amiga, estaba todo cerrado, nos metimos por otra entrada del fondo, eché agua con la manguera en todas las jaulas, los perros no tenían agua y los que tenían, salía el agua hirviendo ya que el tanque está al sol, la desesperación de esos animales…se estaban muriendo de calor. Cuál fue la respuesta a los dos días de una persona de ahí?: ‘y bueno, yo también tenía calor'. Es terrible, el atenderlos es un deber municipal. Yo lo que me pregunto es si el Intendente está al tanto de todas estas irregularidades, o si la secretaria es un filtro, porque hay ausencia de respuesta ante la gravedad de los hechos. Cuando estaba el gobierno de Rosso y yo grité ante el Municipio en las marchas, y pedí por este tema, Luciani habló de esta problemática y dijo que él no podía ejercer presión porque los concejales no tenían esa potestad, como él era un edil, no podía darle órdenes al Ejecutivo. Hoy él es el Ejecutivo, entonces, qué pasa?”.

“Trasladamos a algunos animales a las jaulas nuevas que construyeron”, continuaba diciendo Paola haciendo observaciones acerca de la mala construcción de las mismas, sin tener en cuenta detalles como que el ‘chupete' para beber agua era inalcanzable, dada la altura, para los cachorros, una puerta que ante la apertura se le cayó encima, alambres mal colocados, las dimensiones de las mismas en las que entrarán apretujados nuevamente los perros ya que se estima entre 4 ó 5 por jaula, y demás.

“Para Año Nuevo fuimos y encontramos las jaulas nuevas todas torzadas con alambre, entonces llamo al jefe de Obra y me transmite que el Intendente se había ofendido porque habíamos usado el lugar, cuando la misma secretaria privada me había llamado para que los trasladara”.

“La gente nos critica a nosotros porque hacemos. Eso es lo que no entiendo, por qué se critica al que hace?. O sea, te estoy diciendo que fulanito roba, fulanito no hace su trabajo, no cumple con lo que tiene que hacer. Te estoy diciendo eso. Yo laburo ahí y no cobro un mango, no tengo días de sol, no tengo vacaciones, ni sábados ni domingos, estamos embarradas, lastimadas, tratando de resguardar a todos los perros que están en el predio y a todos los que están en las jaulas para que no se mueran. Nosotras con las manos ensangrentadas atendiéndolos y los empleados tomando mate a la sombra. Y nos critican a nosotras? eso es lo que no entiendo. Y digo ¿dónde está la gente de Luján?, el único depósito bancario que nos hacen es de $50 por mes de una chica que no es de acá. Dónde está la conciencia de Luján? Después todos nos quejamos y nosotros como ciudadanos podemos hacer, porque al Intendente nosotros lo pusimos y va a estar los 4 años, pero por ejemplo al Secretario de Salud, Dr.Luccón, él tiene un puesto amovible y entonces… que se priorice un puesto político o una alianza política ante estas irregularidades, es terrible”, decía Paola. “Este es un problema que afecta a la Salud Pública, es un problema sanitario, eso es lo primero. Segundo, la cultura de un pueblo se mide por el trato que se le da a los animales, eso lo dijo Alexander Vön Humboltd, y Ghandi dijo que la grandeza espiritual de un pueblo se conoce por el trato que se le da a los animales. Si nosotros no educamos a través de las autoridades que presumimos son las más capacitadas para difundir este tipo de educación, cómo vamos a hacer?”, sellaba María Cristina.

Al día de hoy, los perros que estaban en los caniles viejos, siguen ahí, Los perros sueltos en el otro sector del predio, siguen ahí y los caniles nuevos, cerrados, con una casa de lujo para el veterinario. Así lo señalaban Paola y María Cristina. Yo pregunto: podríamos los ciudadanos interesados en la temática visitar el predio? El Municipio lo permitiría?...

Ellas esperan y mientras esperan, hacen. Esperan que simplemente, las dejen trabajar, las dejen realizar la tarea que otros cobran por no hacerla. La comunidad espera también que este tema sanitario sea tratado con la seriedad y responsabilidad que le compete a los funcionarios.

Y los que esperan, siempre, son los perros.

Lili Ricciardulli

 
   
// María Cristina y Paola, parte de Ayuda Animal Luján


   
// Esperan por el cumplimiento del trabajo. Mientras, esperan que los adopten


   
// Historias que comienzan tristemente, pero que pueden tener mejores tiempos
  REDACCION: ITALIA 1285 - CP 6700 LUJAN - TEL/FAX: 02323-435000
  TALLERES: LOS HILANDEROS 137 - CP 6706 JAUREGUI - TEL/FAX: 02323-497437 / 497646
  contacto@semanario-presente.com.ar